¿Sabe cómo es hoy en día la gestión inteligente de los procesos de fabricación?

La industria productiva moderna se enfrenta hoy a un escenario competitivo y complejo donde juega un papel fundamental la rápida capacidad de adaptación a los cambios en la demanda, un factor que exige procesos de fabricación optimizados y flexibles que, junto a la automatización de los mismos, permitan a las pymes tener el producto disponible cumpliendo plazos.

La labor del director de fabricación u operaciones tiene como objetivos atender puntualmente a los requerimientos de los departamentos de I+D (nuevos productos) y comercial - marketing -coordinándose con ellos- para conseguir los objetivos estratégicos de la compañía. Y todo ello con el menor consumo de recursos y con la más alta calidad posible.
Este nuevo escenario cambiante está definido por la interconexión de tres elementos que tienen que estar perfectamente coordinados: las personas, las máquinas y los datos, cuya confluencia se produce en las modernas plataformas integradas de gestión empresarial (ERPs).


Las personas son el elemento clave de este grupo de elementos. Sin el pleno compromiso de las personas involucradas en un proceso de fabricación es muy difícil conseguir objetivos de mejora. Es necesaria una formación adecuada de todo el personal (para que puedan sacar el máximo partido a las máquinas y a la información que generan los procesos), así como el perfecto alineamiento con los objetivos generales de la empresa.

Las máquinas cada vez están más presentes en el área de producción. Robots con tecnología de inteligencia artificial, sensores, dispositivos de realidad aumentada/virtual, etc. son cada vez más imprescindibles. El reto para el responsable de fábrica es integrar estos avances en los procesos para reducir costes, plazos y errores en la producción.

El tercer elemento a tener en cuenta son los datos. Todos los procesos generan información, y la fabricación también. La clave es seleccionar la información relevante que sirva para tomar decisiones, ya sean estas para cambiar cosas, para mejorarlas o para tenerlas en cuenta para otros procesos. En resumen, convertir los datos en conocimiento útil para el responsable de área. 

Por último, el elemento que integra en un espacio común y único los tres factores anteriores es una plataforma tecnológica avanzada (ERP) que comunique las tres partes y facilite el trabajo (tanto diario como a corto y medio plazo) de las personas involucradas en la actividad de fabricación. 

Quiero hacer una visita guiada del ERP Microsoft Dynamics NAV

Las posibilidades los nuevos softwares de gestión empresarial son cada vez más amplias, y hoy permiten funcionalidades nunca antes vistas, todas ellas con un alto valor para los responsables de área. Vamos a citar algunas de ellas a modo de ejemplo:

  • Diseño de nuevos productos, cálculo de su coste y envío inmediato a producción con ayuda de experiencias guiadas y áreas de trabajo específicas para reabastecimiento o manufactura discreta, de proceso y lean.
  • Visión global del inventario, el proceso de fabricación y la logística. Áreas de trabajo separadas por roles a las que se puede acceder desde cualquier lugar y dispositivo. Capacidad de respuesta inmediata.
  • Conexión de los procesos de ventas y compras con los de logística, producción y almacén para mejorar la visibilidad y la gestión a lo largo de la cadena de suministro.
  • Creación de “áreas de trabajo” personalizadas para cada rol, que conectan al personal con los datos y procesos que les ayudarán a mejorar la toma de decisiones.
  • Programación de la producción a capacidad finita o infinita, hacia adelante o hacia atrás desde distintas fechas. Reprogramación rápida de tareas y simulación de alternativas.
  • Obtención de información útil con indicadores clave del rendimiento (KPIs).
  • Informes sobre el coste del trabajo en curso  y el coste real a través de controles e informes de producción.
  • Gestión rápida de los cambios de productos de manera efectiva mediante una metodología de cambio de productos formal.
  • Previsión de demanda: permite realizar previsiones en función de los datos históricos con ayuda de los algoritmos y ajustar la demanda planificada.
  • Transferencia automática de la información recibida de los transportistas, incluidos los cargos de transporte y los números de seguimiento.

Como se ve, las posibilidades son infinitas, y demuestran que la moderna gestión de fábrica contempla múltiples facetas que afectan a toda la cadena de valor, desde las compras hasta la distribución. Detectar los puntos críticos y establecer un método de control para medirlos y tomar las decisiones oportunas es ahora más fácil con estas nuevas herramientas tecnológicas.

Por último, y no menos importante, hay que señalar la necesidad de conectar la fabricación con otras áreas de la empresa. Producir es solo una de las actividades de las organizaciones. Si ésta no está perfectamente alineada con el resto de departamentos, surgirán desfases. Como venimos diciendo, los ERPs actuales ya contemplan esta posibilidad, y facilitan la interconexión -más bien integración- con las áreas de la empresa con las que se relaciona en términos de procesos.  

  • Distribución, con el objetivo de alcanzar la excelencia en la logística y facilitar un control integral de la cadena de suministro.
  • Atención al cliente, para tener en cuenta los nuevos hábitos de nuestros clientes (uso de redes sociales, acceso en cualquier momento y lugar a la información a través de dispositivos móviles…). Un sistema ágil e interconectado permite responder rápidamente a las demandas de nuestros clientes.
  • Ventas, para establecer una relación estrecha con los potenciales clientes. Los equipos comerciales se pueden centrar en lo más importante, la gestión de oportunidades de venta, mientras otros procesos se automatizan.
  • Marketing. Una planificación de campañas orientada a la realidad del mercado y a nuestra capacidad de satisfacerlo de forma óptima es más sencilla si la información que se maneja integra todas las variables que son relevantes. 

Reinventar el papel de la fabricación en la empresa

Hemos visto que el mercado evoluciona día a día, que los clientes demandan cada vez productos mejores y con disponibilidad casi inmediata, y que la competencia es cada vez más activa para atraer a estos consumidores.
Una empresa moderna tiene que contar, al menos, con las mismas armas que sus competidores para estar en las mismas condiciones. La tecnología no debe ser un elemento que nos identifique en el mercado, para eso tenemos nuestros productos, la calidad de servicio o el equipo humano.

Las soluciones tecnológicas son la base sobre la que realizar todas las actividades de la compañía, la herramienta que os permite hacer más cosas y mejor hechas. Nos abre un mundo de posibilidades de colaboración, análisis, predicción y optimización de las actividades que realizamos. Hay que tenerla como aliada, como compañera en nuestro camino hacia la consecución de los objetivos empresariales.

La nueva visión del área de fabricación se orienta a agilizar la toma de decisiones inteligentes y proporciona acceso a información en tiempo real desde casi cualquier dispositivo y en cualquier lugar. Además, ayuda a las empresas a rediseñar sus procesos de forma rápida y les permite aventajar a la competencia en materia de innovación gracias a la flexibilidad, la escalabilidad y la compatibilidad global que proporcionan los nuevos servicios en la nube.

Solicitud de información

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

¿Quieres conocer las últimas novedades en el sector TIC?

Complete sus datos