Conde de Benalúa, uno de los principales productores de aceite de oliva virgen extra de España, lleva a cabo una estrategia pionera y transformadora basada en tecnologías en la nube.

Almazara conectada 4.0
OliTEC - Dynamics 365

Leer versión original (Inglés)

Un liderazgo emprendedor caracteriza a esta cooperativa de aceite de oliva del sur de España, que comenzó su viaje a la Nube en 2015, pasando de un software de contabilidad a OliTEC – Dynamics 365 Business Central enriquecido con capacidades de Microsoft 365 y PowerBI.
Una segunda fase supuso la introducción de Dynamics 365 for Sales Professional con el objetivo de obtener insights de las oportunidades de venta y satisfacer a los clientes con procesos de venta adaptados y guiados.

Ahora, un nuevo paso adelante llega con nuevos proyectos basados en las tecnologías blockchain e IoT integrando las tecnologías en la nube de Microsoft con soluciones de terceros altamente especializadas.

“En Benalúa somos conscientes de que la implantación de las nuevas tecnologías en el proceso de producción y venta nos proporciona una ventaja competitiva dentro del sector. Debemos aprovecharla y seguir apostando por ella. Este proyecto ha acelerado nuestro tiempo de respuesta a nuestros clientes y socios. Antes teníamos que comprobar la información manualmente en diferentes fuentes. Ahora, obtenemos datos visuales relevantes actualizados en tiempo real con unos pocos clics”. Ross Moreno, Account Manager. Conde de Benalúa.

Adiós a los silos de información.
Procesos Conectados.

A finales de 2015, el consejo rector de Conde de Benalúa decidió iniciar un camino de modernización de su cooperativa con el objetivo de ganar agilidad en la operativa diaria del negocio y tomar decisiones con confianza. El negocio ha crecido mucho y los sistemas actuales no eran eficientes.

La información aislada que se mantenía en soluciones a medida no era suficiente para impulsar la innovación y fidelizar a los clientes de forma rápida y eficaz. Era el momento de pasar a la nube de Microsoft y desplegar un software específico para el sector oleícola construida en Dynamics 365 Business Central.

Un punto importante a tener en cuenta era configurar una solución  de gestión empresarial integral, que fuera capaz de unificar las operaciones -financieras, comerciales, de producción y logísticas- en una única base de datos y ampliarla según las posibles necesidades futuras.

“La implantación del OliTEC – Dynamics 365 Business Central permite una sincronización de todas las áreas de la empresa: recepción de aceitunas, producción, administración, contabilidad, comercial y calidad. Esto es fundamental para ganar agilidad en la ejecución del proceso y garantiza un mayor control de los datos y por tanto de la información. Nuestro ERP es esencial para conseguir un funcionamiento coordinado de todas las áreas, un control y una toma de decisiones que se vuelven dinámicas y mucho más eficaces”. Antonio Morales, Director Financiero de Conde de Benalúa.

  • La primera etapa del proyecto supuso impulsar la innovación en el proceso de producción y se concretó en las siguientes prioridades estratégicas:
  •  
  • 1. Gestión de recogida. Administra los rendimientos, los tickets de recepción, las variedades de aceituna, los análisis de laboratorio, las declaraciones de producción y lanza las estadísticas de cosecha.

  • 2. Facturación de cosecha, prestando especial atención a la gestión del agricultor; los precios de compra; los contratos; las recompensas y penalizaciones; las transferencias entre agricultores; la facturación y las estadísticas, o los impuestos sobre la renta.
  •  
  • 3. Pagos de cosecha: Pagos a cuenta; pagos contra factura; libros de registro de cosechas.

Transparencia y confianza

Cercanía y experiencia multicanal

“Proporciona una visión 360º del negocio, de los clientes y socios. Aporta un mejor conocimiento del consumidor y favorece un servicio de mayor calidad. Lo hemos conseguido sumando el potencial de Dynamics 365 y Microsoft 365”. Óscar Muñoz, Director de Plataformas y Entornos Digitales. Conde de Benalúa

Deleitar a los clientes con un excelente servicio de atención al cliente es una de las máximas del equipo de Conde de Benalúa. En el proyecto dos capítulos requieren especial atención:

La conexión de la tienda online con el sistema ERP. La cooperativa comercializa a través de un e-commerce desarrollado en PrestaShop productos relacionados con el aceite de oliva (botellas de aceite de oliva, cosméticos y regalos). Se requería sincronizar clientes, productos, stock, pedidos de venta, lista de precios y entregas. De este modo, los departamentos de Ventas, Producción y Atención al Cliente están coordinados y pueden trabajar de forma colaborativa.

Portal de socios. Esta funcionalidad ofrece a los agricultores externos una visión rápida de sus relaciones con la cooperativa. A través de un portal privado, los agricultores pueden consultar su estado de facturación y pagos, bonificaciones y penalizaciones, o información detallada sobre sus entregas o consumos.

Tecnológicamente hablando, una segunda fase de la hoja de ruta de innovación de Conde de Benalúa ha sido impulsada por Dynamics 365 for Sales, una solución muy personalizada y orientada a los vendedores, conectada de forma natural con el ERP OliTEC – Dynamics 365 Business Central y con otras herramientas colaborativas de Microsoft 365, como Outlook o Teams, que ya eran conocidas por sus usuarios finales. Esta combinación ha hecho posible:

  • Organizar criterios de segmentación considerando diferentes canales (retail, mayoristas, domésticos), mercados, industrias, roles de responsabilidad o relaciones comerciales.

  • Ganar agilidad en las actividades diarias de back office conectando las herramientas de comunicación, como Outlook o Teams, con las oportunidades de venta y las tareas del equipo de ventas.

  • Centrarse en los clientes potenciales importantes a través de KPIs, cuadros de mando e informes relevantes. De este modo, los vendedores pueden trabajar intensamente en las oportunidades principales.

Esta mejora supuso un nuevo objetivo en términos de productividad, pero no ha sido el final. De hecho, Conde de Benalúa continúa su camino de innovación explorando nuevas posibilidades para garantizar la seguridad y la transparencia en la cadena global de suministro mediante la incorporación de la tecnología blockchain, en este caso a través del proyecto de Food Trust desarrollado por IBM.

“Trabajando en este proyecto queremos generar transparencia y confianza en nuestros consumidores. Esta tecnología garantiza un excelente seguimiento de nuestros productos a lo largo de todas las fases de producción y venta, para que puedan estar más cerca de nuestra explotación. Con esta nueva tecnología, garantizamos la trazabilidad y la confianza. Esta es nuestra apuesta”. Josep Palau. Director de Desarrollo de Negocios Internacionales, Conde de Benalúa

Proximidad

Empresa orientada al Dato

Además, con el objetivo de transformarse en una empresa orientada a los datos y alimentada por el IoT, Conde de Benalúa ha incorporado sensores y dispositivos inteligentes a lo largo del proceso productivo. Todo ello son ejemplo de cómo la Industria 4.0 puede configurar nuevos modelos de negocio con un nuevo término: Almazara Conectada.

 

Acerca de Conde de Benalúa:

Conde de Benalúa es una cooperativa de aceite de oliva con sede en Benalúa de las Villas, un pequeño pueblo de Granada, que ha luchado por transformarse y crecer para competir en los mercados internacionales. La evolución de la cooperativa y las fuerzas competitivas han sido impulsadas por la total digitalización de la organización.

La competencia en la comercialización del aceite de oliva es alta, y esto no significa que la cooperativa haya dejado de crecer. Para avanzar en el mercado, la cooperativa se ha propuesto poner al cliente en el centro y acercarlo al olivo, el árbol que es el origen de todo. Por ello, la propuesta de Benalúa es conocer y mejorar todos los puntos, utilizando las tecnologías como herramienta de conexión.

La innovación y la tecnología, unidas al saber hacer de todas las personas implicadas en el proyecto, desde los agricultores hasta los ingenieros o los técnicos de comercialización, son la clave para desarrollar una economía rural próspera.

La tecnología y la digitalización no son un fin en sí mismas, sino que son herramientas esenciales para mejorar la experiencia y la satisfacción del cliente, y para lograr organizaciones más eficientes, que en el caso de la cooperativa, significa mejorar la economía de los agricultores y sus familias. La tecnología está totalmente integrada, y los módulos se interconectan con el núcleo de todo, el ERP.