Algoritmos y análisis de datos: claves para la empresa en la nueva economía digital

En este mismo blog hemos mencionado muchas veces la “digitalización” creciente de la sociedad y su impacto en ella. Más allá del uso de dispositivos para consumir y difundir información, ya sea esta personal o empresarial, hoy vamos a centrarnos más en un aspecto crucial que subyace en muchas aplicaciones y plataformas que utilizamos, su importancia, y las posibilidades que ofrece a la pyme en su estrategia de negocio. Nos referimos a los algoritmos.
Los algoritmos son un conjunto de instrucciones de programación que, introducidas en un software de forma lógica, permiten analizar un conjunto de datos previamente seleccionados y establecer un “output” o solución. En otras palabras, nos dicen que si pasa esto o aquello, entonces hay que hacer esto otro. Es como un camino que el algoritmo recorre y que va desviándose en función de los datos que se van introduciendo para llegar a una conclusión lógica.
Podéis haceros una idea mejor si pensáis, por ejemplo, en los productos financieros que os ofrece vuestra entidad financiera y que se adaptan al perfil que tienen de vosotros en el sistema. Cada vez que lanzan un nuevo producto, un algoritmo comprueba el perfil de cada cliente y “decide” quién es el que se ajusta más a las características de dicho producto. También funcionan con algoritmo las búsquedas en internet, los portales de compras on-line como Amazon o empresas de música en “streaming” como Spotify.

Como vemos, los algoritmos están siendo usados por las empresas fundamentalmente para detectar patrones o tendencias ,y en función de ello, generar datos útiles que permitan adaptar mejor sus productos o servicios. Lo importante de todo esto, y en lo que creo que tenemos que centrar nuestra atención, es en las posibilidades que abre para nuestra organización. Normalmente, cuando se trata de una pyme, no se piensa en “algoritmos”.
Más bien, en el caso de que hayamos reflexionado sobre el tema, se piensa en aplicaciones de análisis, integradas o no en nuestro sistema de gestión.

Hay que tener en cuenta que los modernos CRM ya incorporan potentes herramientas de previsión y análisis que permiten establecer estrategias (fundamentalmente en el área comercial, postventa y marketing). Y otras empresas, incluso, complementan su CRM o ERP con soluciones de Business Intelligence (BI), con adaptaciones particulares a su sector y objetivos, que le permiten sacar el máximo partido a los datos que manejan. Todo de forma automática, y al servicio de una estrategia de empresa bien fundamentada en datos reales.

Un paso más para empresas de cierto tamaño es el Big Data, del que ya hemos hablado en este blog en otras ocasiones. Esta tecnología es plenamente funcional para cumplir los objetivos de casi cualquier organización hoy en día, y aunque no lo sepamos, está presente en muchas conocidas firmas del mercado. Sus capacidades de análisis, predicción y generación de informes para la toma de decisiones la convierten en una potente herramienta estratégica.
Como vemos, los algoritmos, bien a través de aplicaciones específicas, bien de la mano de soluciones de Business Intelligence o Big Data nos abren la vía para sacar partido a la información disponible en nuestra empresa y convertirla en oportunidades de negocio.

Gracias a los algoritmos sabemos mejor cómo se comportan nuestros clientes y prospects, qué necesitan, qué esperan de nosotros… Y también permiten anticiparemos a las acciones de nuestros competidores y a las tendencias del mercado. ¿No es suficiente atractivo para pensárselo y dar el paso?
Mientras reflexionáis, podéis ver aquí las propuestas de Microsoft para algoritmos de minería de datos (Data Minning) que ayudan a analizar y convertir en valor la información de la empresa.

Suscríbete a nuestra newsletter
 
 

Entradas recientes


 

Síguenos en las redes